Una gata callejera reacciona de manera única cuando trata de salvar a una bebé recién nacida

El amor que se siente hacia sus hijos es algo completamente especial. Pero incluso si uno no tiene hijos propios puede crear un vínculo muy especial con los hijos de otras personas. Y eso no solo ocurre con las personas sino también con los animales aunque no lo creas.

Cuando escuché la maravillosa historia de una gata callejera llamada Sapphire, que trataba de salvar y proteger a la hija recién nacida de su padres adoptivos, me emocioné de una manera que no es normal.

Una especial gatita siamés andaba por las calles de Canadá. Ella no se sentía bien, así que un alma noble recogió a la gata con la esperanza de darle una vida mejor.

Carla Reilly Moore y su marido regentan un albergue para animales abandonados y decidieron recoger y cuidar a la gata a quien pusieron de nombre Sapphire.

Recogemos principalmente ganado, pero nunca mascotas. Pero cuando oímos hablar de Sapphire, decidimos de inmediato cuidar de ella. No hicimos más preguntas. No sé porque pero acepté de inmediato por teléfono, dice Carla.

Comenzaron llevando a la gata al veterinario. Allí descubrieron que tenía problemas oculares y una pelvis rota. Sapphire se vio obligada a pasar por una serie de tratamientos hasta que estuvo plenamente recuperada.

“Puede que otro gato le produjera las lesiones o alguien la golpeara, no lo sabemos realmente”.

Debido a las lesiones sufridas, Sapphire tenía mucha dificultad para confiar en las personas y por lo tanto construir una relación de confianza con ella era muy difícil. El primer día que pasó Sapphire en casa de Carla estuvo escondida debajo de la cama. Y permaneció allí 24 horas seguidas.

Pero tan pronto como Sapphire vio a la hija recién nacida de Carla, su comportamiento cambió y se interesó mucho por el bebé. Al principio la gata se acercaba para mirar a la hija. Pero pronto su amor por el bebé se hizo más intenso y Sapphire protegía a Mary como si fuera su propia hija.

Con el tiempo notamos que Sapphire comenzaba a proteger a Mary. Cuando nuestro perro se acercaba a ella, la gata corría a protegerla de inmediato.

Sapphire no permitiría que algo malo le ocurriera a Mary. Era algo que les enorgulleció y les impactó a sus padres adoptivos.

Mary puede tocar y acariciar a Sapphire. Luego la gata se da la vuelta y juegan o incluso duermen juntas.

Piensa en lo mucho que Sapphire ha sufrido y sin embargo muestra un enorme cariño y cuidado por su nueva familia.

Posted by Happy Tails Farm Sanctuary on Thursday, September 13, 2018

Si realmente te conmovió esta historia, compártela con tus amigos y tus familiares, y sepan que un gato también puede ser el mejor amigo de los humanos.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *