¿Sabías que si eres una madre estricta posiblemente tus hijos sean más exitosos?

Un estudio realizado por la Universidad de Middlesex en Reino Unido, arrojó cómo resultado que las madres que son más disciplinadas y correctas logran formar y educar a sus hijos más fuertes y exitosos.

Cómo hijos muchas veces solemos tener una madre “insoportable”, tenemos que lidiar con sus órdenes, con sus límites, con sus regaños, etc… Pero, entérate que resulta que las madres que son más disciplinadas y estrictas con sus hijos son las que logran formar seres más fuertes y exitosos.

Para conocer los resultados del estudio realizado, los investigadores hicieron un seguimiento a la vida de 15 mil niños de entre 13 y 14 años, del 2004 al 2010. Los que eran hijos de mujeres estrictas que ponían rigurosas reglas de conducta y les exigían más, fueron más propensas a ir a buenas universidades y ganar mejores sueldos.

Además, el estudio arrojó que las hijas de las madres estrictas e inagotables tendrían menos posibilidades de quedar embarazadas en la adolescencia.

Según la investigación, los hijos no deben tener libertad por completo de hacer lo que se les de la gana y sobre todo de los 11 a los 17 años que es cuando están en la adolescencia.

¿Debe haber un límite a la hora de ser estrictos?

Efectivamente, si. Debe existir un equilibrio entre lo estricto y lo flexible.

Cómo padres debemos establecer reglas en casa y fuera de ella para nuestros hijos, sobretodo cuando están en la adolescencia ya que es la etapa más difícil. Pero también debe existir una dosis de flexibilidad y confianza entre padres-hijos, recuerda que a esa edad todo pareciera estar en contra de ellos y suelen sentirse atacados, y no es recomendable que sientan que sus propios padres son quienes más le hacen la vida imposible.

Lo ideal es que sientan que pueden contar con sus padres pero que también le deben respeto y obediencia. Una buena relación entre padres-hijos siempre formará seres más fuertes y seguros de si mismos, y aunque a veces parezca imposible, no lo es.

Aprende a equilibrar tu relación con tus hijos

Si tus hijos sienten que sólo los mandas estrictamente, los regañas, los castigas, les prohíbes cosas o salidas, entre otras, no tardarán en sentir mucha rabia y frustración.

Más que ser una madre estricta e “insoportable” se trata de hacerlos entender el por qué de las cosas, que sepan que si algo no se les permite es porque está mal y no porque simplemente no “te da la gana de dejarlos”

Hazlos saber y entender siempre la razón por la cual a veces los debes regañar o imponer cosas, haz esto sin perder la pizca de flexibilidad, hazlos sentir que también tu los entiendes y que pueden llegar a un acuerdo sano.

No los reprimas ni hagas que sientan la necesidad de tener que mentirte u ocultarte cosas porque no te tienen confianza. Siempre trata de hablar con tus hijos y tener una comunicación abierta con ellos para que siempre exista la transparencia y la confianza.

¿Y tú? ¿Tienes una madre estricta o flexible? Si tu madre es estricta, no te agobies, según el estudio es lo mejor para tu vida y te hará crecer más fuerte y exitoso.

¿Que opinas? ¡Comparte!

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *